miércoles, 9 de febrero de 2011

El Barquisimeto que he conocido, he visto y me han contado (I)

Quiero ocupar estas líneas en mi querido Barquisimeto, el pueblo de mis amores, en el que he crecido y al que debo lo que tengo y lo que soy. La gran parte de lo que relataré a continuación, lo vi, y viví, alguna otra me la contaron, no porque no haya querido vivirla, sólo que mi edad en años, no llega hasta algunas de las referencias, me excuso si me falla la memoria con respecto a sitios fechas o nombres.


A mediados de los años 70, hasta donde me da la memoria, en cuanto a gastronomía, la gente podía deleitarse con una rica chicha, hecha de puro arroz en la carrera 18 con calle 40 (un señor en un carrito verde claro), o quizás disfrutar de la mejor tizana en mi juguito en la Vargas con 17. Si la intención era comer hamburguesas, nada como el palacio de las Hamburguesas (Todavía existe allí) Vargas entre 22 y 23.

Otro de los lugares preferido por los jóvenes era la fuente de soda del automercado CADA en la 28 entre 19 y 20, más adelante la Nova 74 ocuparía ese sitial y el CC Los Leones se perfila como un excelente punto de referencia. Toda una referencia en los 80’s y parte de los 90’s el Tropiburguer en la Avenida Los Leones en el local donde hoy funciona Wendy’s.

Los primeros “Pepitos” uno de los Barquisimetanos más comidos a nivel nacional, nacen en un sitio conocido como “El Matador”, ubicado en la hoy Av. Herman Garmendia, al lado de la antigua Manga de coleo, luego nace la primera calle del Hambre en la Prolongación de la Av. Los Leones donde el “Gordo Toño” vende los primeros pepitos pero de Lomito, toda una sensación.

El barquisimetano cinéfilo de esos tiempos era capaz de disfrutar de una buena película en el Cine Imperio Calle 41 con Carrera 19, o en el Cine Bella Vista 20 con 39 y 40, luego el Florida en la Calle 31 con Carrera 19. El cine Crisser en la Avenida Lara, en el CC con el mismo nombre. Luego en los 80s aparecen hacia el centro-oeste los Cines Canaima y Obelisco con su centro comercial cada uno, mención aparte para el cine auto, en la hoy Urb. El Pedregal.


Si de compras se tratara, nada como ir a la Avenida 20 un ícono de la ciudad y referencia de orden comercial a nivel nacional. La primera gran tienda por departamentos de la ciudad, lo fue Beco, Beco Blohm (por el nombre de sus dueños) o Centro Beco como se le conocía, alguna vez me contaron que había un famoso dicho, que rezaba: “Esa puerta es más segura que el portón de Beco”, haciendo referencia a que en este sitio fue colocada la primera puerta de santamaria de la ciudad, muy segura por lo demás.

Sears en el Centro Comercial Arca, comercializaba desde ropa hasta electrodomésticos en un tiempo en el que el poder adquisitivo del venezolano andaba en muy buen estado, (Hoy funciona allí Grafitti, antes se llamó Maxy’s). Materiales Mendoza en la Vargas con 19 y 20, hoy Multicentro Capital Plaza, un gran centro ferretero y en cuya esquina recuerdo, una tarima muy pequeña y la “Pequeña Mavare” dando su tradicional concierto a la Divina Pastora.

En la 20 con 25 y 26 estaba “Fin de Siglo”, (era todo un espectáculo deleitarse una merengada o un helado en la heladería de al lado) hoy “Nuevo Siglo” diagonal al C.C ARCA, a media cuadra estaba el “Pasaje Siglo XX”, Mención aparte merece el Mercado de El Manteco, que comenzó como un centro bodeguero y años más tarde evolucionó en lo que es hoy MERCABAR, que llegó en un momento a ser distribuidor de un gran porcentaje de las hortalizas que se consumían en Venezuela.

Infaltable recordar los mercados Bella Vista y Terepaima en sus épocas de oro. De las farmacias de tiempos atrás, “Altamira” 18 con 36, la “Miranda” en la 20 con 28 y tiempo después la “Farmacia La Floresta”, que si mi memoria no me falla luego se convirtió en el primer “Farmatodo” del país.

De las procesiones de la Divina Pastora, llegan a mi mente imágenes de un Santa Rosa muy pueblo, en las procesiones más antiguas que recuerdo, no existía la prolongación de la Av. Venezuela, por eso la imagen de la virgen era llevada por la Av. 20 hasta la Vargas y allí tomaba la Venezuela.

Sé que debo haber obviado muchas cosas, pero en esencia expongo los que quise contar sobre todo a las generaciones de jóvenes que poco o nada de lo relkatado vivieron. En la gran ciudad de hoy, tenemos varios Mac Donalds, Burguer King, o Wendys, hay grandes “Malls” como Las Trinitarias, El Sambil o El Metropolis, centros ferreteros como EPA, Todo para El Herrero o LCC.

A mi parecer se ha perdido un tanto, el calor de ese pueblo de antaño. Con estas líneas me he quedado corto y tendremos una segunda edición de este relato.

Grandes cines, grandes restaurantes. Barquisimeto es hoy La Barquisimeto, (ciudad) y no el Barquisimeto, (pueblo) que yo conocí, siempre de la mano de la mejor guía turística que pude tener, mi madre; María, la mejor de las madres, a ella le dedico estas líneas.

Luego, les sigo contado..

5 comentarios:

maccarones1 dijo...

Nada tan de casi ayer comer en el Chicote donde era disco XEUS Av20detrs del contry club.Felicidades hermano muy buena pagina,Exelente.

Emigdio dijo...

Gracias amigo!! en la segunda entrega tomare en cuenta al chicote!!

comunidad caja de agua dijo...

¿el poder adquisitivo del venezolano andaba en muy buen estado?

Anónimo dijo...

Saludos? podrías facilitar una reseña histórica de la Urb. Fundalara en Barquisimeto. Gracias

Anónimo dijo...

Amigo buen reportaje lo felicito, aclaro los pepitos los comenzaron hacer en el autobus que vendia comida frente al complejo ferial por el acceso al antiguo Club Hipico las Trinitarias entre 1978 y 1981, Toños fue muchos años despues. Graciàs.