jueves, 21 de marzo de 2013

Hay dos tipos de personas..








    De la producción cinematográfica “Mi nombre es Khan”, me ha quedado grabada esta frase que la madre del protagonista le recalcaba a Khan su hijo, personaje que padece del Síndrome de Asperger -una rara forma de autismo-. Su madre le expresaba esta única forma de ver a los seres humanos ante conflictos surgidos en su momento  entre musulmanes e hindúes, perteneciendo Khan al grupo de los musulmanes. Mientras Khan presenciaba una  discusión en la que se hablaba de muerte y venganza, la madre dibujó dos figuras masculinas idénticas, una con una espada y otra con una flor. Le preguntó a su hijo cuál de ambos era musulmán y cual hindú.
    Como era de esperarse, no había ninguna diferencia, ambas siluetas eran exactas, solo las diferenciaba su actitud. Uno con maldad y mucho odio, el otro de bondad y amor. Esta escena, esa enseñanza, sencilla pero profunda, acompañó a Khan en el curso de su vida adulta, incluso más tarde cuando viviendo en Norteamérica, en fechas cercanas al once de septiembre, se le pretendió tildar de terrorista por el simple hecho de ser musulmán.
    ¿Cuántas veces no caemos en el grave error de prejuzgar o somos nosotros mismos prejuzgados? El prejuicio es una de las peores faltas que podamos cometer hacia nuestros semejantes. Factores como: la forma de vestir, la inclinación política, la raza, la religión, la orientación sexual, la condición social, entre otros, hacen que veamos o se nos vea con otros ojos por quienes no pertenezcan a nuestro grupo.  Los miramos distinto, hasta mal. Nos predisponemos al mal. Creemos ingenuamente que esas personas son malas o nos harán daño.
    Nuestra tarea debe ser mirar con los ojos del alma. Del espíritu, de la bondad. El alma poco se puede engañar. Hay que desprenderse de esos  dañinos prejuicios, todos somos iguales no solo en la tierra, sino además ante los ojos de Dios. Un gran ejemplo de esta aseveración la representó el propio Jesús, cuando ante la mujer adúltera, pecadora, que debía morir apedreada por su falta. Presente Cristo en  este escenario, les exclamó a los castigadores de la mujer: “el que esté libre de culpa, que tire la primera piedra.” Estos últimos se fueron retirando uno a uno.
    Nadie tiene derecho a prejuzgar a nadie, todos somos distintos, eso no es una debilidad, al contrario es una fortaleza. Bienvenido sea el disenso, la diferencia, siempre que se planteen en términos de respeto e igualdad. Al igual que la madre de Khan, yo coincido en que en este nuestro mundo solo hay dos tipos de seres humanos, los buenos y los malos.


19 comentarios:

marycarmenrr dijo...

lo mejor es que siendo bueno o malo, siempre se puede cambiar, y tenemos la decisión en nuestras manos, saludos!!!

fus dijo...

Para que uno sea bueno el otro debe ser malo, es la ùnica forma de poder compararlos. Dificil situaciòn, cuando prejuzgamos a las personas de nuestro alrededor, y nos creemos ser el ombligo del mundo.
Me ha gustado mucho tu artìculo.

un saludo

fus

PD Si quieres puedes pasarte por mi blog.

medicis999 dijo...

En este mundo ,siempre hay dos caras | no tiene q ver la clase social para tener nivel de maldad | existe la persona q te sonrie y te extiende la mano solo para acercarte a su punal | por eso siempre hay q ver mas alla | y con una mano saludas y con la otra un golpe siempre dispuesto a dar |±

medicis999 dijo...

No hagais como mi cunado ,q sonriendo por la muerte de mi Padre esta | ya q soy vengativo mi mente maquinando esta|esperando el duro golpe q a ese perro la vida le dara | y entonces para devolverle la misma sonrisa y ya | |

Jorge Martinez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Judith dijo...

Yo vi la película 3 veces ya que me gusto mucho, tengo un sobrino con asperger y me toco el corazon. Gracias por compartir tu articulo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

"HAY DOS TIPOS DE PERSONAS...
UNA: LA QUE VIVE EN UN PAÍS QUEJÁNDOSE, CRITICANDO Y SIN HACER NADA, SÓLO CONFORMÁNDOSE Y HUMILLÁNDOSE.
LA OTRA: IRSE LEJOS Y VIVIR PEOR EN PAÍS EXTRAÑO Y RECIBIENDO MALTRATOS, Y LAMENTÁNDOSE DE NO HABERSE REVELADO POR UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA EN TU PATRIA LINDA.

Gabriela Garcia dijo...

Estar en el medio de las 2 realidades es mejor... Porque si eres bueno te ven la cara de tonto y si eres malo te ven la cara de malvado... namaste.... !hagamos el amor! no la Guerra, (para salir de la guerra debemos se inteligentes)

Ana Suárez dijo...

A veces prejuzgamos porque juzgamos la situación actual como una que nos pasó anteriorment, y ni siquiera somos conscientes de qué es lo que nos lleva a hacerlo.

Creo que a veces es una reacción involuntaria, pero que para ser cambiada tiene que ser consciente.

Interesante reflexión. Gracias

Anónimo dijo...

Llore con la pelicula,casi lloro con tu reflexión.muy buena.graciad por compartirla.

Anónimo dijo...

Maravilloso parangón entre la bondad y la maldad, suele el mundo estar lleno de luz y de oscuridad en la humanidad radica el camino a recorrer.

Aldanalisis dijo...

A mí lo que me enseñaron es que, ciertamente, hay dos tipos de personas: los buenos y los malos. También me enseñaron, que ningún "bueno" es 100% bueno, y ningún "malo" es 100% malo.

Salu2!!!

Viviendo de risa dijo...

Excelente!
Yo creo que solo hay un tipo de personas y distintas elecciones.
Unos se conforman con lo que las circunstancias y otras personas decidieron que fueran, otros deciden cada día lo que quieren ser.
Pero desde luego mantener alejado el prejuicio y el juicio nos hace mejores a todos.

Me encanta tu blog.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Nadie es completamente malo o completamente malo. Vamos mostrando lo mejor y lo peor, en diferentes escenarios..

El espejo de mi alma dijo...

En está vida no todo es blanco o negro, también están las tonalidades grises.

Maria Alejandra Ruiz Navas dijo...

Siempre existira lo bueno y lo malo solo depende de ti,muy buena reflexion gracias saludos.

Anónimo dijo...

Muy buena reflexion de verdad que si.

Anónimo dijo...

todo ser retrogrado como tu cree en la dualidad pero en el corazón del ser solo hay destellos de bondad solo que algunos ególatras y malvados como tu no lo entienden falso!!!

Anónimo dijo...

Me encantó el art. Prejuzgar, en defensa de nuestros "principios", por temor a ser mal influenciados, delata la debilidad de nuestras decisiones, o lo q es más triste, es una conducta repleta de connotaciones de autojustificación, las q revelan esfuerzo y disciplina humanos q lejos esta de los frutos del Santo Espiritu en nuestras vidas. X eso aprecio muchísimo con compasión a personajes mediaticos q son criticados publicamente, Dios tambien hizo provisión para ellos. ...