sábado, 3 de diciembre de 2011

La Sinceridad



A pesar de que podemos sonar hirientes o corramos el riesgo de ser tachados, en un momento determinado como aves de mal agüero, es importante ser sincero; decir la verdad para bien o para mal. La mentira o la omisión de la verdad, puede generar una falsa paz; una paz hipócrita. Sólo basta tener tacto para decir esa verdad sin herir, o hiriendo lo menos posible. Colocarle unos toques de edulcorante a esa verdad la hará digerible.

Ahora bien, ¿Qué pasa si callamos? ¿Qué ocurre si por querer estar bien con todos omitimos la verdad? Guardamos silencio o peor aún, mentimos. Esto nos puede colocar en un estado de bienestar falso, ante las personas a quienes les mentimos. Pero una mentira lleva a otra y a otra, es decir; podemos caer en un círculo de mentiras que nos pueden colocar en serios aprietos.

Existe incluso el estado patológico de la mentira, que es la mitomanía. Nada más sano para nosotros y para quienes nos rodean que ser sincero, las personas sinceras son, excelentes consejeras. Si buscas un consejo, quieres que te lo dé alguien sincero ¿verdad?, no buscas a un embustero para que te dé el consejo.

Hay además el otro extremo, las personas que son en exceso sinceras, que te dicen desde que el peinado o la camisa no te quedan bien, estos pueden rayar en la impertinencia o en la falta de respeto. Así que el secreto es decir la verdad, pero saber decirla, como para todo en la vida, el equilibrio es el que marca la diferencia.

Recordemos al filósofo, político, orador y escritor romano Lucio Aneo Séneca, cuando expreso lo siguiente: “Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones”. Di la verdad sé sincero pero no olvides: Endúlzala.

Hasta una próxima entrega, para comentarios y sugerencias al correo electrónico emigdiocastillo@gmail.com, pueden seguirnos por el Twitter @EmigdioCA y leer nuestras reflexiones en emigdiocastillo.blogspot.com y recuerden que, como alimentamos nuestro cuerpo físico debemos alimentar nuestra alma, muchas gracias.



15 comentarios:

@Negfertty dijo...

Bello Emigdio!!, la sinceridad es un acto de aceptación. Gracias por tu escrito, un abrazo!!!

BestViajes dijo...

Asi es. Es una virtud que pocos tienen. Saludos

Emigdio dijo...

Gracias!! Es una cualidad inmejorable!! Un abrazo

Anónimo dijo...

Excelente, no habia abierto este blog pero a partir de hoy, lo haré más a menudo. La Sinceridad es una Virtud, Gracias.!!!

Lann dijo...

Me encanto!!!posee mucha sabiduría el texto, simplemente hermoso para recapacitar y rectificar. Gracias

Emigdio dijo...

Gracias a ustedes por tenerme paciencia y seguir visitándome! Que Dios les bendiga!!

Elians Caribbean dijo...

La sinceridad! gran tema para platicar, lo felicito por su publicación , mis respetos por todo lo escrito y expresado en su blog, sinceridad es una virtud que pocos poseen, pero dichosos los que la tienen, saludos ...

Elians Caribbean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Freddie dijo...

@fremercury un excelente blog, gracias por enviarme tu invitacion, estare pendiente de las publicaciones

gaviotax dijo...

Honestidad con uno mismo y con los demás. Maravillosa virtud que hay que cultivar. Gracias

Carolina Lins dijo...

To see and reflect: Die Welle or the wave or a onda

Emigdio dijo...

Muchas gracias a todos por sus buenos comentarios, les estaré siguiendo en sus cuentas. Un gran abrazo!

Leonardo Bonilla dijo...

Muy Interesante Saludos

Emigdio Castillo dijo...

Gracias!! Saludos

f r_ wenger dijo...

FELICITACIONES. @MAGAZINECS21 FUE NOMINADO AL PREMIO OSCAR DE TWITTER POR SU SINTESIS,
"NO SOMOS DENSOS, POR EL CONTRARIO, SOMOS COMPROMETIDOS, ALEGRES, AUDACES CON MUJERES, HOMBRES Y GAY, RECICLABLES Y ESTE AÑO SE OIRA CON FUERZA EL RUUUUUGIR ...DE LAS TURBINAS"