viernes, 21 de febrero de 2014

Los días que vienen por Luis Vicente León


Artículo de Luis Vicente León:

Los días que vienen

Hace diez días, una gran protesta estudiantil, absolutamente legal y con objetivos muy concretos contra los problemas que agobian a la sociedad y que tienen en los estudiantes receptores especialmente sensibles, se convirtió en un serendipity de actores, intereses, convulsión social, violencia y cambios relevantes en el escenario político nacional. Y eso que arrancó focalizado en exigir cambios, respeto y soluciones, cruzó la frontera por una violencia provocada por grupos infiltrados, que los estudios periodísticos más serios relacionan directamente con los colectivos armados de apoyo al gobierno.

Ahí se mezclaron la protesta legítima de los estudiantes y el reclamo de una sociedad civil que está agobiada por la crisis y la inacción del gobierno. Sin embargo, esta sociedad opositora está dividida: una parte cree que es clave protestar para presionar cambios en el gobierno y construir una mayoría articulada que le impida avanzar en un modelo autoritario, obligándolo activamente a negociar con la otra mitad del país; y otra parte piensa que es vital protestar de manera dura y radical para cambiar al gobierno, bajo la tesis argumental de que fue elegido fraudulentamente y que, además, su acción se caracteriza por la violación los derechos democráticos y la destrucción de la economía del país. El eslogan de este último grupo es “La Salida”, en una alusión directa a su propuesta de ir a la calle para provocar la salida de Nicolás Maduro del poder, en lo que alguno de sus líderes visibles llaman la “imposibilidad de aguantar hasta el 2019”. Mezcle usted esto con los radicales de los colectivos armados y la policía realenga en ese evento y, ¡boom!, el resultado es violencia y muerte.

La estrategia pensada por el presidente Maduro fue esquivar a quienes realmente son capaces de activar y mantener la gente en la calle: los estudiantes. Prefirió liberar a los estudiantes presos y concentrar la responsabilidad total de los hechos en Leopoldo López, bajo la tesis simplista de que el llamado a la protesta de este líder, en tono de cambiar al gobierno, lo convierte en el responsable de lo que pasó el 12 de febrero. Una tesis que no aguanta cinco minutos en ningún país decente, ¿pero quién dijo que era una tesis jurídica o legal? Es apenas una posición política y un ataque en consecuencia.

Maduro escogió al culpable que debía asumir la responsabilidad, tratando de desviar la atención de la raíz real del problema. Es como si el hecho de que López piense que hay que activar todos los mecanismos de protesta para que Maduro se vaya o renuncie significara que es culpable de que los colectivos chavistas armados disparen contra una marcha y mataran a dos estudiantes, o de la muerte de un miembro de un colectivo quien aparentemente murió en un tiroteo con las fuerzas públicas, una versión no confirmada, como la mayoría de las cosas en la Venezuela de hoy.

La focalización de responsabilidades en López tiene múltiples aristas. Por una parte, intenta hacer ver que todos los que estén protestando en Venezuela sean vistos como golpistas. Que no hay otra razón en ellos que no sea tumbar a Maduro. Que incluso quienes condenan la violencia y protestan para lograr que el gobierno rectifique y atienda lo que evidentemente está fuera de control (la inseguridad, la inflación, la escasez, la desinversión) están en una mega conspiración, neurotizados por perversos laboratorios imperialistas que los conducen a la guerra como robots de película de ficción. Es decir, porque hay algunos radicales, mezclemos todo y desacreditemos a los que no lo son, pero igual critican.

El tema es que la concentración de culpas en Leopoldo también genera un efecto de fortalecimiento de su liderazgo. Es obvio que apresarlo en el medio de un gigantesco acto de marketing político trae como consecuencia que Leopoldo se convierta de inmediato en el símbolo de la lucha opositora y en su líder-martir. Resulta que ahora parece que todo cuanto ha ocurrido durante estos días en el país tiene a este líder (inteligente, carismático y astuto) como centro, foco y motor de la lucha en la calle. No es cierto, pero da igual. Lo que no queda claro es si esto es un efecto secundario, que puede considerarse un error del chavismo, o si más bien era el objetivo primario de esa estrategia.

Lo cierto es que la decisión de apresarlo y, además, mantenerlo en prisión luego de su presentación al juez, encendió más al país. Pero ahora con una protesta que tiene visos de lucha, a la que el gobierno finalmente decide reprimir con fiereza: no sólo lanzando infinitas bombas lacrimógenas (al parecer el único bien en Venezuela que no está escaso), sino lanzándole también a los colectivos armados (ahora sí explícitos y activos en la noche) para demostrarles de lo que son capaces “si siguen con la pendejada”.

Del otro lado no era difícil imaginarse lo que pasaría. La protesta se radicalizó, se minimizaron los que apuestan por las rutas convencionales de la democracia y la protesta pacífica y quedan visibles en la calle los opositores más radicales. Y ahora, picados por la brutal represión oficial, muchos se sienten llamados a hacer lo que sea para que se vaya a quien llaman “el tirano”.

El resultado de todo esto ha sido desastroso. Los medios nos mostraron, con lujo de detalles, lo que significan las palabras censura y autocensura (que les invito a profundizar en mi artículo del próximo domingo en El Universal). Pasamos los días sin poder ver imágenes serias de lo que está pasando y sólo se recibe, en cadena nacional, la selección sesgada que el gobierno hace de ellas. Los estudiantes y su potente organización informal para protestar pacíficamente han dado paso a otras personas que prefieren las guarimbas, un retroceso brutal en la lucha opositora, que hoy regresa a quemar cauchos y trancar las vías de su propia gente. Una batalla campal en las urbanizaciones, con unos pocos triquitraquis en los barrios populares, más allá de las leyendas urbanas, construidas en las urbanizaciones, con las que los radicales se autoalimentan las esperanzas de que esto funciona, creando una masificación de la crisis que nos lleve a la ingobernabilidad y produzca su esperado “milagro” de la salida de Maduro.

Yo no creo que esta sea la vía y tampoco veo que esté funcionándoles, pero no me cabe duda de que también Maduro corre un riesgo evidente, con un manejo tan torpe y prepotente de la situación, reprimiendo a la gente y azuzando la batalla. Negándose a un diálogo sincero y a entender que, en el fondo, esta protesta, quizás inadecuada por la derivación de los acontecimientos, tiene en el fondo una raíz real: la incapacidad del gobierno de resolver los problemas de la gente.

Es imposible ocultar el descontento con un modelo controlador e intervencionista, que sólo ha empeorado la economía, dejando un país donde hay que hacer colas gigantes para comprar leche o azúcar. Donde no hay carros, ni baterías ni repuestos. Donde los principales anuncios de las empresas ya no son sus comerciales de nuevos productos e innovaciones, sino su cronograma de cierres de plantas por ausencia de materia prima. Donde la diferencia entre el dólar oficial y el dólar negro se cuenta en miles por ciento. Donde la corrupción y la ineficiencia han sustituido al béisbol como el deporte nacional. Donde salir en la mañana es una ruleta rusa, en la cual la duda no es si te van a robar, secuestrar o matar… sino cuándo y dónde.

Si el presidente Maduro no reconoce internamente que la está embarrando y piensa que todo esto es sólo una conspiración que debe reprimir con sus armas legales (militares) o con las ilegales (unos impresentables colectivos armados a quienes defiende en cadena nacional, mientras ellos aterrorizan a la gente en las marchas para sustituir su trabajo normal de aterrorizar a sus propios vecinos en el barrio), la solución del conflicto está lejos. Y puedo coincidir con él en que no es cierto que su gobierno tambalea, pero el background es tan malo y la pólvora está tan regada que cualquier chispita enciende un candelero.

La mala noticia para los guarimberos y peor para la gente seria en la oposición, que vuelve ahora a convocarse a manifestar en paz y que entiende que no se lucha por la libertad violentando la libertad de los demás, es que si esa desestabilización en algún momento del futuro llega por la vía radical y no por vía electoral, no será ni Leopoldo López ni nadie de su agrado quien lo capitalizará. No sé si tiene razón Capriles cuando dice que el “Maduro, ¡vete ya!” equivale al “Diosdado vente ya”, pero cambie usted el nombre de Diosdado por el quien más pavor le dé y será sencillo saber quién será el ganador del “éxito” de las guarimbas.

La única protesta legítima es la pacífica. Y la única vía para calmar la violencia es la negociación. Rechazo las protestas violentas como rechazo la represión y la prepotencia de un gobierno aparentemente sordo, ciego… aunque, lamentablemente, no mudo.

(Por favor dejen sus comentarios para que debatamos con mucho respeto).

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante analisis..lo que pasa es que hay demasiada incompetencia por parte del gobierno. Demasiada...

Osman Vielma dijo...

unos impresentables colectivos armados a quienes defiende, mientras ellos aterrorizan a la gente en las marchas para sustituir su normal aterrorizar hacia sus propios vecinos en el barrio... un gobierno sordo, ciego… aunque, lamentablemente, no mudo.

------------------------

Gracias Luis Vicente por la calidad el tesón, la seriedad con que (sentado?) hace sus escritos.

-----------------------

Soy estudiante en Mérida de la ULA
Miembro del Centro de Estudiantes de Ingeniería Civil...

ahí mas o menos le metemos a la política, aunq yo personalmente me encargo de escribir algunas notificaciones nada mas...

mis compañeros si se fueron a las guarimbas... a uno le dieron un escopetazo en la cabeza, con perdigones de goma pero a corta distancia, q pena... bueno el es muy volao... Jorge Arellano... Ingeniería Mecánica... a Liliana también le han dado en la cabeza y le han sacado sangre (presidente de la FCU-ULA) también estudiante de Ingeniería Civil...

---------

Aquí estoy, encerrado... no recuerdo cuantos dias sin poder salir de la Cardenal Quintero donde vivo... Mi novia anda brava... ella vive al Sur.. por Alto Chama... es lejos... pero no puedo ni salir de mi calle... barricadas, aceite, alambre, clavos, enfrentamientos y mi mamá no me deja :)....

---------------

Mi papá es campeón en el Dominó... el también es ingeniero y le gusta echarse los palitos...

Hermano, por lo menos tengo el internet y nos podemos leer...

Tu dices q te escriba comentarios...

Solo te quería decir q desde mi punto de vista...

El juego está trancado.


Un saludo cordial desde la Universidad con una ciudad por dentro.

Osman.

Vanessa Mendoza Rojas dijo...

Un saludo muy cordial,
Debo confesar qué hace un tiempito atrás usted no era precisamente de mi agrado, inclusive llegué a tildarlo de chavista disfrazado.
Sin embargo luego de la derrota de la oposición en la candidatura de Manuel Rosales y cuestionandome de como era posible qué siguieramos acumulando fracasos desde el punto de vista electoral,decidí comenzar a leer cada uno de sus artículos y he llegado a la conclusión que el único y gran problema de la oposición es la falta de objetividad y realidad de la situación qué tenemos hoy en día.
Ciertamente hay un gran descontento y desesperación ante la situación económica y de alguna manera se buscan salvavidas que hacen pensar en qué propuestas como La Salida tendrán un efecto al muy estilo de Ucrania.
En mi humilde opinión cuando uno escucha los argumentos de conocidos qué son afectas al chavismo y hablo gente que de los sectores más humildes sencillamente esa propuesta no tiene cabida en ellos.
Cuando uno escucha comentarios de chavistas,de corazón, decir qué la oposición destruye sus propios municipios uno se pregunta ¿ Como se hace para convencer a esa otra mitad qué pareciera ser qué para algunos opositores no existe, para qué compre la opción de creer en otros liderazgos?.
Respetando las posiciones de cada quién creo qué la situación de los qué adversamos a este gobierno se nos complica aún más porque vamos por un despeñadero político qué ahora se evidencia con nombre y apellido: Pacifistas vs Guarimberos.
Lamentablemente no hemos madurado como oposición y como bien usted lo explica en relación al "Vete ya " de Capriles no sabemos qué consecuencias pueda traer ese espíritu libertario qué algunos quieren imponer con sus barricadas qué los hacen presos a ellos mismos.
Feliz noche y gracias ..

Anónimo dijo...

De acuerdo con los estudiantes. ..los analistas como LVL, no dejan clara su posición, si vas a comentar, es para apoyar, no para confundir a todos los q vemos una esperanza con lo q está pasando. ..este gobierno de escuela y malandro debe terminar, no son aptos para mantenerlo...es mi simple opinión.

Anónimo dijo...

El problema principal radica no en la incompetencia de Maduro, pues el no hace todo esto por incapaz, él lo hace muy bien asesorado, por los cubanos. Y mientras el Gobierno Cubano siga metido en los asuntos internos de venezuela no habrá cabida a ningún tipo de negociación. Yo pienso que la ruina del País no es producto de la incompetencia, ha sido una política ininterrumpida de Estado para empobrecer al ciudadano y ponerlo de rodillas y amedrentado encerrado en casa para no ser asesinado por la delincuencia frente al Poder omnipotente y omnipresente del Estado.
El problema aquí va más allá de las protestas y de la crisis, aquí se está dando una batalla contra el comunismo y la pérdida de la Libertad, y Luis Vicente León no habla de nada de esto.

Reflexiones de Marijos dijo...

Toda su disertacion me parece muy explicita y hasta cierto punto coincide con la verdad en varios aspectos, pero no creo que aqui se trate de estrategias politicas o politiqueras cual Vzla. de la cuarta cuando todos los absurdos lo explicabamos con la retorica del juego politico; ahora hay un factor que opaca toda otra explicacion porque es demasiado importante y es el hecho de la invasion cubana en todos los ambitos de la vida de la Nacion, y eso querido amigo no es un pequeño detalle normal y comun en la vida politica de un pais, Ud. deberia saber muy bien lo que implica porque ni lo nombra; la verdad no se. Hasta luego!

Aldanalisis dijo...

Hola: ¿Por qué Minutos para el Alma dejó de seguirme de pronto? Fue uno de mis primeros en Seguir y uno de mis primeros seguidores. No he puesto groserías, no he insultado a nadie, no he colocado nada ilegal, no he hecho spam. ¿Qué otro motivo puede haber?

Ayúdenme, por favor (le escribo porque sale este Blog en el perfil de @MinutopAlma)

¡Gracias!

Aldanalisis

Aldanalisis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aldanalisis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aldanalisis dijo...

Estimado Sr. Emigdio:

Lo más extraño es que yo busco la cuenta y sigue diciendo "que nos seguimos mutuamente".

Pero si quiero enviar un mensaje directo dice que "no puedo porque @MinutospAlma no me sigue".

Aparentemente fui BLOQUEADA.

Quisiera saber el motivo, y si hay alguna manera de volver a ser "seguida".

¡Se lo agradecería muchísimo! ¡Esta cuenta es muy importante para mí!

Aldanalisis

virginia dijo...

saludos, espero que mi opinión no desagrade a unos cuantos, ya que no soy opositora creí en el proceso de cambio para bien, ya que nunca he tenido un partido político, razón por la cual no tengo un empleo. Pero estoy de acuerdo con capriles me parece que si se va maduro se impone Diosdado y ese si tiene cara de ser dictador con todo, es mas me parece que ese golpe lo esta planificando el mismo para sacar Maduro

Aurora Chenard dijo...

La unica salida es la transicion hacia la democracia, cuando el pais collapse finalmente, por que el actual Sistema Totalitario es y sera siempre incompetente economicamente, abusivo politicamente y perpetuador de injusticia social que es justamente lo que la elite del gobierno clama que dfiende, cuando en realidad crea una desigualdad abismal entre la Elite del gobierno y el que ve como una masa de gente POBRE facil de controlar. Hoy. Por hoy la globalization y la technologia entraria en contradiccion con este arcaico, obsoleto y retrogrado Sistema castrista.

Aldanalisis dijo...

En mi sincera opinión, Leopoldo López, no es el único mártir. Tenemos ya demasiados. Él sólo es el MÁS CONOCIDO.

Los otros son héroes anónimos, que parecen no dolerle a suficiente gente. Ni siquiera los que perdieron la vida.

Pero esa es sólo mi humilde e "ignorantemente política" opinión.

Un gusto pasar.

Espero pronto ver un nuevo POST.

Anónimo dijo...

Es terrible leer estos analisis, esta realidad se vive en el silencioso pueblo pobre q espera q todo cambie pronto, algo anda muy mal. El problema mas grande creo yo, es q estamos entrampados en una DICTADURA CUBICHE, nos vemos obligados a respetar la ley del ESTADO saliente,(Capitalista dicen ellos ) , y nos quieren obligar a cumplir la LEY del estado impuesto a dedo.(SOCIALISTA dicen ellos).

Anónimo dijo...

CASUALMENTE ESTABA BUSCANDO POR INTERNET UNA OPINION ADECUADA CONCRETA CLARA Y ESPECIFICA Y EL PUNTO DE VISTA DE ALGUIEN CON CORDURA Y CON EL CORAZON EN LA MANO,CON VISION DE FUTURO MEDIATO .COMO DICE EL COMENTARISTA ANONIMO ESTAMOS ENTRAMPADOS Y LA SALIDA NO SERA NI RAPIDA NI FACIL..HAN SIDO 15 LARGOS AÑOS Y PARA DESENREDAR ESTA MADEJA RECORREREMOS UN TRAYECTO DONDE DERRAMAREMOS MUCHAS LAGRIMAS Y MUCHA IMPOTENCIA
RECIBE UN ABRAZO INMENSO
KIKA

andres gomez dijo...

incomprensible,ver el pueblo vzlno.consumirse en la violencia,escasez,inflacion mas alta, y encontrar gente que todavia apoye esta revolucion fracasada.Un gbno. que lo controla todo y no son culpables de nada.Culpa al imperialismo,la ultra derecha,Uribe etc. Cuanto tiempo mas aguantara esta tensa situacion?,cuantas vidas mas cobrara? que mas tiene que pasar en el pais donde todo es al reves,los buenos son los malos y los malos buenos? No tengo la respuesta.

Anita dijo...

Aquí en México se está viviendo esta misma situación, marchas gente infiltrada, en ellas para hacer desmanes, muchos estudiantes desaparecidos, fosas y más fosas con gente que no se sabe ni quienes son, y una presidencia que no ve, que no oye, que no apoya,pero como friega